Un 23 de septiembre de 1922, Ricardo Dillmann funda en Cochabamba la industria que llevaría su nombre. Poco tiempo después, el cochabambino Carlos Peña compra la industria y la convierte en un ícono regional como fábrica nacional de conservas.

 

 

 

 

Trabajadores -hombres y mujeres- trabajan con capacitación permanente y, sobre todo, con corazón y espíritu de alta calidad.

El liderazgo construido con la presencia de sus marcas en el mercado nacional, hace que CORDILL S.A. esté siempre presente en la mesa de las familias bolivianas.

 

 

NUEVO RECETARIO. Entremeses, ensaladas, sopas, platos fuertes o deliciosos postres que puede preparar en casa con nuestros productos.
Cuadro de búsqueda dinámico e intuitivo que le ofrece la posibilidad de elegir de acuerdo al producto que desee disfrutar, de acuerdo al tipo de plato que Ud. guste o al tiempo de preparación que se disponga.